martes, 31 de mayo de 2016

Purcell. Dido and Aeneas; When I am laid in earth


DIDO
When I am laid in earth,
May my wrongs create
no trouble in thy breast;
remember me, but
ah! forget my fate.
DIDO
Cuando yazga en tierra,
que mis errores no causen
cuitas en tu pecho;
recuérdame, pero,
¡ay!, olvida mi destino.

lunes, 30 de mayo de 2016

Purcell. Dido and Aeneas; With drooping wings


CHORUS
With drooping wings
you Cupids come,
and scatter roses on her tomb,
soft and Gentle as her heart.
Keep here your watch,
and never part.

CUPIDS DANCE
CORO
Tú, Cupido,
vienes alicaído
y esparces rosas sobre su tumba,
dulces y tiernas como su corazón.
Mantén aquí tu vigilancia y no
partas nunca.

DANZA DE CUPIDO

domingo, 29 de mayo de 2016

Leoncavallo. Pagliacci. Prólogo

Prólogo

Durante la obertura, se alza el telón. Desde detrás de un segundo telón, Tonio, vestido como su personaje de la comedia del arte Taddeo, se dirige al público. ("Si può?... Si può?... Signore! Signori! ... Un nido di memorie.") Recuerda al público que los actores también tienen sentimientos, y que esta función es sobre seres humanos de verdad.

Leoncavallo. Pagliacci. Si può? Si può?


PROLOGO

TONIO
Si può? Si può?
Signore! Signori!
Scusatemi se da sol mi presento.
Io sono il Prologo.
Poiché in scena ancor
le antiche maschere mette l'autore,
in parte ei vuol riprendere
le vecchie usanza,
e a voi di nuovo inviami.
Ma non per dirvi,
come pria:
"Le lacrime che noi versiam son false!
Degli spasimi e dei nostri martir
non allarmatevi!"
No, no.
L'autore ha cercato invece
pingervi uno squarcio di vita.
Egli ha per massima sol che l'artista
é un uom,
e che per gli uomini
scrivere ei deve.
Ed al vero ispiravasi.
Un nido di memoria
in fondo a l'anima
cantava un giorno,
ed ei con vere lacrime scrisse,
e i singhiozzi il tempo
gli battevano
Dunque, vedrete amar
si come s'amano
gli esseri umani,
vedrete de l'odio i tristi frutti.
Del dolor gli spasimi,
urli di rabbia, udrete,
e risa ciniche!
E voi, piuttosto che le nostre
povere gabbane d'istrioni,
le nostr'anime considerate,
poiché siam uomini di carne e d'ossa,
e che di quest'orfano
mondo al pari di voi spiriamo l'aere!
Il concetto vi dissi,
or ascoltate com'egli é svolto.
Andiam, incominciate!
PRÓLOGO

TONIO
¿Se puede? ¿Se puede?
Señoras, señores, discúlpenme
si me presento a mí mismo.
Soy el Prólogo.
En escena, otra vez,
las antiguas máscaras
introduce el autor, en parte,
queriendo restaurar la vieja usanza,
y a ustedes me envía, de nuevo.
Pero, no para decirles, como antes:
"¡Las lágrimas que derramamos
son falsas!
¡De los sufrimientos
de nuestros mártires no se alarmen!"
No, no.
El autor, al contrario,
ha intentado aprehender
un trozo natural de la vida.
Su máxima es que el artista
es un hombre y, es para él, como tal,
para quien debe escribir.
Por ello se inspira en la realidad.
Un nido de recuerdos,
en el fondo de su alma,
un día decidió cantar, y,
con lágrimas verdaderas los escribió
y, suspiros y sollozos
le marcaban el compás.
Así, verán amar,
tal como se aman los seres humanos,
verán del odio los tristes frutos.
De dolor, espasmos,
¡gritos de rabia oirán, y cínicas risas!
Y, ustedes, más que nuestros
pobres gabanes de histriones,
nuestras almas consideren,
pues somos hombres y mujeres
de carne y hueso,
y de este huérfano mundo,
como ustedes, respiramos igual aire!
El concepto les he dicho;
ahora, escuchen
cómo se desenvuelve.
¡Vamos! ¡Coenzad!

sábado, 28 de mayo de 2016

Leoncavallo. Pagliacci. Acto Primero

Acto I

A las tres de la tarde, llega un grupo ambulante de payasos a un pueblo, en la festividad de la Virgen de Agosto, para representar una obra. La compañía, dirigida por Canio, está formada también por su esposa Nedda, el jorobado Tonio, y Beppe. El recibimiento es acogedor para los payasos, que lo agradecen y anuncian al pueblo que esa noche habrá un gran espectáculo al que nadie ha de faltar. Canio describe la representación de la noche: los problemas de Pagliaccio. Dice que la obra empezará a las "ventitre ore" (veintitrés horas). Este es un método agrícola de contar el tiempo, y significa que la obra empezará una hora antes de la puesta de sol. Cuando Nedda baja de la carreta, Tonio trata de ayudarla pero Canio le da un pequeño golpe y la ayuda a bajar él mismo. Los pueblerinos sugieren beber en la taberna. Canio y Beppe aceptan, pero Tonio se queda detrás. Los celos de Canio resurgen cuando algún joven le insinúa, sin mala intención, que Tonio, que había rechazado la invitación para tomar algo junto a sus compañeros, se quedaba para cortejar a Nedda. Canio advierte a todo el mundo que mientras en el escenario puede hacer el papel de esposo tonto que exige la obra, en la vida real no tolerará que otros hombres intenten seducir a su mujer Nedda. Sorprendido, un pueblerino pregunta si Canio realmente sospecha de ella. Él dice que no, y besa dulcemente a su mujer en la frente. Conforme las campanas de la iglesia tocan a vísperas, él y Beppe se marchan a la taberna.

Cuando Nedda, que está engañando a Canio, se queda sola, se pone a pensar y a preocuparse por la actitud celosa mostrada por Canio, pues está enamorada secretamente de otro, pero la canción del pájaro la reconforta. Ese amor es el que le hace cambiar su discurso para volverlo más alegre. Tonio regresa y le confiesa su amor por ella, pero ella se ríe. Enojado, Tonio agarra a Nedda, pero ella toma un látigo y lo echa. Silvio, que es el amante de Nedda, viene de la taberna, donde ha dejado a Canio y Beppe bebiendo. Le pide a Nedda que se fugue con él después de la representación y, aunque ella tiene miedo, acaba aceptando. Tonio, que ha estado escuchando a escondidas, se marcha para informar a Canio de manera que pueda pillar a Silvio y Nedda juntos. Canio y Tonio regresan y, mientras Silvio escapa, Nedda lo llama, "¡Siempre seré tuya!"

Enrico Caruso como Canio en Pagliacci, uno de sus papeles más significativos. Canio persigue a Silvio pero no lo pilla y no ve su cara. Exige que Nedda le diga el nombre de su amante, pero ella se niega. La amenaza con un cuchillo, pero Beppe lo desarma. Beppe insiste en que se preparen para la representación. Tonio le dice a Canio que su amante seguramente se traicionará a si mismo en la obra. Canio se queda a solas para vestirse, maquillarse, y prepararse para reír (Vesti la giubba).

Leoncavallo. Pagliacci. Eh...! Son qua! Son qua!


ATTO PRIMO

CORO Dl UOMINI E Dl DONNE
Eh...! Son qua!
Son qua! Ritornano.
Pagliacci è là!
Tutti io seguono, grandi e ragazzi
e ognun applaude ai motti, ai lazzi
ed egli serio saluta e passa
e torna a battere sulla gran cassa.
Ehi! Ehi! Sferza l'asino,
bravo Arlecchino!
Son quà! Son quà!
Già fra le strida i monelli
in aria gittano i cappelli!

CANIO
Itene al diavolo!

BEPPE
To! To! Birichino!

CORO
In aria gittano i cor cappelli diggià.
Fra strida e sibili diggià...
Ecco il carretto! Indietro...
Arrivano! Che diavolerio!
Dio benedetto!
Arrivano! Indietro!

TUTTI
Sei de' pagliacci.
Tu i guai discacci
col lieto amor.
E viva! Son qua!

CANIO
Grazie...

CORO
Bravo!

CANIO
Vorrei...

CORO
E lo spettacolo?

CANIO
Signori miei!

TUTTI
Uh! Ci assorda!
Finiscila.

CANIO
Mi accordan di parlar?

TUTTI
Oh! Con lui si dee cedere,
tacere ed ascoltar.
ACTO PRIMERO

CORO
¡Eh...! ¡Ya están aquí! ¡Vuelven!
¡Ahí está el Payaso!
Todos les siguen,
mayores y muchachos
y todos aplauden sus pullas y motes,
y, él, serio, saluda y pasa
y vuelve a batir la piel del tambor.
¡Ehi! ¡Ehi!
¡Dale al asno, simpático Arlequín!
¡Ya están aquí! ¡Aquí están!
¡Ya, entre la barahúnda,
los chavales arrojan al aire sus gorras!

CANIO
¡Idos al diablo!

BEPPE
¡Toma! ¡Toma! ¡Tunante!

CORO
Al aire tiran todos sus gorras,
silbando y gritando...
¡Ahí está el carro! ¡Atrás...!
¡Ya llegan! ¡Qué jaleo del diablo!
¡Dios bendito!
¡Ya llegan! ¡Atrás...!

TODOS
Sois los payasos.
Ahuyentáis las preocupaciones
con vuestro buen humor.
¡Viva! ¡Aquí están!

CANIO
Gracias...

CORO
¡Bravo!

CANIO
Quisiera...

CORO
¿Y el espectáculo?

CANIO
¡Señores míos!

TODOS
¡Uh! Nos ensordece.
¡Termina de una vez!.

CANIO
¿Me permiten hablar?

TODOS
¡Oh! Con él se debe ceder,
¡callar y escuchar!

viernes, 27 de mayo de 2016

Leoncavallo. Pagliacci. Un grande spettacolo a ventitré ore


CANIO
Un grande spettacolo
a ventitré ore
prepara il vostr'umile
e buon servitore.
Vedrete le smanie
del bravo Pagliaccio
e come ei si vendica
e tende un bel laccio.
Vedrete di Tonio
tremar la carcassa,
e quale matassa
d'intrighi ordirà.
Venite, onorateci
Signori e Signore.
A ventitrè ore!

TUTTI
Verremo, e tu serbaci
il tuo buon umore.
A ventitrè ore

CANIO
Via di li.

DONNE
Prendi questo, bel galante!

RAGAZZI
Con salute!

TONIO
La pagherai! Brigante!

CONTADINO
Di, con noi vuoi bevere
un buon bicchiere sulla crocevia?
Di' ,vuoi tu?

CANIO
Con piacere.

BEPPE
Aspettatemi;
anch'io ci sto!

CANIO
Di Tonio, vieni via?

TONIO
lo netto il somarello.
Precedetemi.

CONTADINO
Bada, Pagliaccio,
ei solo vuol restare
per fer la corte a Nedda.

CANIO
Eh! Eh! Vi pare?
CANIO
Un gran espectáculo
a las once de la noche,
prepara vuestro humilde
y buen servidor.
Verán los desvaríos
del buen Payaso
y cómo se venga
y tiende una buena trampa.
Verán a Tonio
temblar todo su gran cuerpo
y, qué urdimbre
de intrigas tejerá.
Venid, honradnos
Señoras y señores.
¡A las once!

TODOS
Vendremos y, tú,
conserva tu buen humor.
¡A las once!

CANIO
¡Fuera de ahí!

MUJERES
¡Toma eso, bello galán!

CHICOS
¡Con salud!

TONIO
¡Me las pagarás! ¡Bribón!

CAMPESINO
Dime, ¿con nosotros quieres beber
un buen vaso en el cruce?
Di, ¿quieres?

CANIO
Con mucho gusto.

BEPPE
Esperadme;
¡yo también voy!

CANIO
Di, Tonio, ¿te vienes?

TONIO
Voy a limpiar el burro,
¡id vosotros delante!

CAMPESINO
Cuidado, Payaso,
él quiere quedarse solo
para hacerle la corte a Nedda.

CANIO
¡Eh! ¡Eh! ¿Eso os parece?

jueves, 26 de mayo de 2016

Leoncavallo. Pagliacci. Un tal gioco, credetemi


CANIO
Un tal gioco, credetemi,
e meglio non giocarlo con me,
miei cari; e a Tonio,
e un poco a tutti or parlo
il teatro e la vita
non son la stessa cosa
E se lassù Pagliaccio
sorprende la sua sposa
col bel galante in camera,
fa un comico sermone,
poi, si calma ed arrendesi
al colpi di bastone!
Ed il pubblico applaude, ridendo
allegramente.
Ma se Nedda sul serio sorprendessi,
altramente finirebbe la storia,
com'è ver che vi parlo.
Un tal gioco, credetemi,
e meglio non giocarlo.

NEDDA
Confusa io son!

CONTADINI
Sul serio pigli dunque la cosa?

CANIO
Io?. Vi pare! Scusatemi,
adoro la mia sposa!

RAGAZZE
I zampognari! I zampognari!

UOMINI
Verso la chiesa vanno i compari.

I VECCHI
Essi accompagnano la comitiva
che a coppie al vespero sen va giuliva.

DONNE
Andiam. La campana
ci appella al Signore.

CANIO
Ma poi, ricordatevi:
A ventitrè ore!
CANIO
Un juego así, créanme,
es mejor no jugarlo conmigo,
queridos míos; y, a Tonio y,
un poco a todos, ahora digo
que el teatro y la vida
no son la misma cosa.
Y, si ahí abajo, Payaso
sorprende a su esposa
con el bello galán en la alcoba,
le hace un cómico sermón,
luego se calma y se arredra
¡a golpes de bastón!
Y, el público, aplaude, riendo.
Pero si a Nedda, en serio,
sorprendiese, de muy otra forma
terminaría la historia,
como que es verdad que les hablo:
Un juego así, créanme,
¡es mejor no jugarlo conmigo!

NEDDA
¡Me pone enferma!

CAMPESINOS
¿Tan en serio te tomas la cosa?

CANIO
¿Yo? ¿Les parece?
Discúlpenme, adoro a mi esposa.

MUCHACHAS
¡Los gaiteros! ¡Los gaiteros!

HOMBRES
Hacia la iglesia van los compadres.

VIEJOS
Acompañan la comitiva de parejas
que van a las vísperas.

MUJERES
¡Vamos!
La campana nos llama al Señor.

CANIO
Y, después, recuerden:
¡A las once!

miércoles, 25 de mayo de 2016

Leoncavallo. Pagliacci. Don, din, don, din


CORO
Andiam, andiam!
Don, din, don, din. suona vespero,
ragazze e garzon,
a coppie al tempio affrettiamoci,
c'affrettiam! Din. don!
diggià i culmini.
Don, din, vuol baciar.
Le mamme ci adocchiano,
attenti, compar.
Don, din. Tutto irradiasi
di luce e d'amor.
Ma i vecchi sorvegliano,
gli arditi amador.
Don, din, ...
CORO
¡Vamos! ¡Vamos!
Don, din, don, din. Suenan a vísperas,
chicas y chicos, en parejas,
apresurémonos al templo.
¡Apresurémonos! ¡Din, don!
Allá, a lo lejos, el sol
don, din, quiere besar las cumbres...
Las madres nos observan.
¡atentos, compadres!
Don, din. Todo se llena
de luz y de amor.
Aunque los viejos vigilan
al ardiente amante...
Don, din, ...

martes, 24 de mayo de 2016

Leoncavallo. Pagliacci. Qual fiamma avea nel guardo


NEDDA
Qual fiamma avea nel guardo.
Gli occhi abbassai
per tema ch'ei leggesse
il mio pensier segreto.
Oh! S'ei mi sorprendesse,
brutale come egli e.
Ma basti, or via;
son questi sogni paurosi e fole!
O che bel sale di mezz'agosto!
lo son piena di vita e, tutta illanguidita
per arcano desio, non so che bramo!
Oh! Che volo d'augelli, e quante strida!
Che chiedon? dove van?
Chissà?
La mamma mia,
che la buona ventura annunciava
comprendeva il lor canto
e a me bambina cosi cantava:
Huí! Stridono lassù, liberamente
lanciati a voi come frecce, gli augel.
Disfidano le nubi e il sol cocente,
e vanno, e vanno per le vie del ciel.
Lasciateli vagar per l'atmosfera
questi assetati di azzurro e di splendor;
seguono anch'essi un sogno, una
chimera é vanno,
é vanno fra le nubi d'or.
Che incalzi il vento e latri la tempesta,
con l'ali aperte san tutto sfidar;
la pioggia, i lampi..., nulla mai li arresta,
é vanno, é vanno sugli abissi e i mar.
Vanno laggiù verso un paese strano
che sognan forse e che cercano invan.
Ma i boemi del ciel seguon l'arcano
poter che li sospinge, e van, e van!
NEDDA
¡Qué fuego tenia en la mirada!
Bajé mis ojos para que no pudiese
leer en ellos mi secreto.
¡Oh! Si me sorprendiese...
¡con lo brutal que es!
Bueno, ya basta; vamos...
¡estos sueños son locuras pavorosas!
¡Oh! ¡Qué bello es este sol de agosto!
Yo, plena de vida y, toda lánguida
por un deseo desconocido...,
¡no sé qué es lo que quiero!
¡El vuelo de los pájaros, qué bullicio!
¿Qué buscan? ¿Dónde van?
¿Quién lo sabe?
Mi madre, que la buena ventura sabía,
comprendía su canto y, a mí, de niña,
me cantaba así:
¡Trinan allá arriba libres como saetas!
Desafían a las nubes y al sol.
Dejadlos que vaguen por la atmósfera
sedientos de azul y de esplendor;
siguen, también ellos, una quimera,
un sueño, volando entre nubes de oro.
Que los acose el viento y la tormenta,
con sus alas abiertas, lo desafían todo:
la lluvia, los relámpagos...;
nada les detiene,
y vuelan sobre simas y mares.
Se van hacia allí arriba,
hacia un país extraño
con el que sueñan, quizá,
y que buscan, en vano.
Pero esos bohemios del cielo
siguen al arcano poder
que les impulsa sin cesar. ¡Y se van!...

lunes, 23 de mayo de 2016

Leoncavallo. Pagliacci. Sei la! Credea che te ne fossi andato


NEDDA
Sei la! Credea che te ne fossi andato.

TONIO
E colpa del tuo canto.
Affascinato io mi beava!

NEDDA
Ah! Ah! Quanta poesia!

TONIO
Non rider, Nedda.

NEDDA
Va, va all'osteria
NEDDA
¿Estás ahí? Creí que te habías ido.

TONIO
La culpa es de tu canto.
¡Me complació, fascinado!

NEDDA
¡Ja, ja ¡Cuánta poesía!

TONIO
¡No te rías, Nedda!

NEDDA
¡Vete, vete a la taberna!

domingo, 22 de mayo de 2016

Leoncavallo. Pagliacci. So ben che difforme contorto son io


TONIO
So ben che difforme conforto son io;
che desto soltanto lo scherno e l'orror,
eppure ha il pensiero un sogno,
un desio, e un palpito il cor!
Allor che sdegnosa mi passi d'acanto,
non sai tu che pianto mi spreme il dolor
perché, mio malgrado,
subito ho l'incanto...
M'ha vinto l'amor!
Oh, lasciami, lasciami or dirti...
Oh, lasciami, lasciami or dirti...

NEDDA
Che m'ami?
Ha tempo a ridirmelo
stasera, se il brami
facendo le smorfie
colà sulla scena.

TONIO
Non rider, Nedda.

NEDDA
Tal pena ti puoi risparmiar?

TONIO
No, é qui che voglio dirtelo,
e tu m 'ascolterai,
Che t'amo e ti desidero,
e che tu mai sarai!

NEDDA
Eh! Dite, mastro Tonio!
La schiena oggi vi prude, o una tirata
d'orecchi é necessaria
al vostro ardor?

TONIO
Ti beffi? Sciagurata!
Per la croce di Dio, bada che puoi
pagarla cara!

NEDDA
Tu minacci? Vuoi
che vado a chiamar Canio?

TONIO
Non prima ch'io ti baci.

NEDDA
Oh, bada!

TONIO
Oh, tosto sarai mia!

NEDDA
Miserabile!

TONIO
Per la Vergin pia di mezz'agosto,
Nedda, lo giuro, me la pagherai!

NEDDA
Aspide! Va.
Tu sei svelato ormai,
Tonio, lo scemo.
Hai l'animo.
Siccome il carpo taro difforme, lurido!
TONIO
Sé bien que soy deforme,
que sólo suscito burla y horror,
aunque mi alma acoge un sueño,
un deseo... y, mi corazón, un latido...
Cuando desdeñosa pasas por mi lado,
no sabes qué doloroso llanto siento,
porque, para desgracia mía,
me ha envuelto tu hechizo...
¡Me ha vencido el amor!
¡Oh, déjame decirte...!
¡Oh, déjame decirte...!

NEDDA
¿Que me amas?
Tienes tiempo de decírmelo otra vez,
esta noche, si lo deseas,
cuando representes tus melindres
ahí, en escena.

TONIO
¡No te rías, Nedda!

NEDDA
¡Esa pena te la puedes ahorrar!

TONIO
No; aquí es donde quiero decírtelo,
y tú me vas a escuchar:
¡Que te amo y te deseo
y, que tú, mía serás!

NEDDA
¡Eh! ¡Diga, maestro Tonio!
¿Es que te duele la espalda
o necesitas que te tiren de las orejas
para calmar ese ardor?

TONIO
¿Te burlas? ¡Desgraciada!
Por la cruz de Dios, ten cuidado,
que la puedes pagar cara!

NEDDA
¿Me amenazas?
¿Quieres que vaya a llamar a Canio?

TONIO
¡No antes de que te bese!

NEDDA
¡Oh, cuidado!

TONIO
¡Oh! ¡Vaya si serás mía!

NEDDA
¡Miserable!

TONIO
¡Por la Virgen de Agosto,
Nedda, te juro que me las pagarás!

NEDDA
¡Áspid! ¡Vete!
¡Ya te has descubierto:
Tonio, el tonto. Tienes valor...
¡Tanto como tu cuerpo,
deforme y asqueroso!

sábado, 21 de mayo de 2016

Leoncavallo. Pagliacci. Nedda!... Silvio! A quest'ora!


SILVIO
Nedda!

NEDDA
Silvio! A quest'ora!
Che imprudenza!

SILVIO
Ah, bah!
Sapea ch'io non rischiavo nulla.
Canio e Beppe da lungi a la taverna
ho scorto!
Ma prudente per la macchia
a me nota qui ne venni.

NEDDA
E ancora un poco
in Tonio t'imbattevi.

SILVIO
Ah! Tonio, il gobbo!

NEDDA
Lo scemo é da temersi:
m'ama.
Or qui me disse,
e nel bestiale delirio suo,
baci chiedendo,
ardiva correr su me.

SILVIO
Per Dio!

NEDDA
Ma con la frusta
del cane immondo la foga calmai.
SILVIO
¡Nedda...!

NEDDA
¡Silvio! ¡A estas horas!
¡Qué imprudencia!

SILVIO
¡Ah! ¡Bah!
Sabía que no arriesgaba nada.
Canio y Beppe están en la taberna;
¡los he visto!
Pero a pesar de todo he venido,
sigiloso, por el bosque.

NEDDA
Si llegas antes,
hubieras visto a Tonio.

SILVIO
¡Ah! ¡Tonio, el jorobado!

NEDDA
¡El jorobado es peligroso!
Me ama.
Ahora y aquí mismo me lo ha dicho
y, en su delirio animal,
pidiendo besos,
ardía y se me abalanzaba.

SILVIO
¡Por Dios!

NEDDA
Pero con la fusta apagué el ansia
de ese can inmundo.

viernes, 20 de mayo de 2016

Leoncavallo. Pagliacci. E fra quest'ansie in eterno vivrai


SILVIO
E fra quest'ansie in eterno vivrai;
Nedda, Nedda,
decidi il mio destin...
Nedda, Nedda, rimani!
Tu il sai, la festa ha fin
e parte ognun domani.
Nedda, Nedda!
E quando tu di qui sarai partita
che addiverrà di me, della mia vita?

NEDDA
Silvio!

SILVIO
Nedda, Nedda, rispondimi.
Se é ver che Canio non amasti mai,
se é vero che t'è in odio
il ramingare e il mestier che tu fai,
se l'immenso amor taro una fola non é,
questa notte partiam!
Fuggi, Nedda, con me.
SILVIO
¿Y, entre esas angustias,
vivirás siempre?
Nedda, Nedda,
decide tú mi destino...
Nedda, Nedda, quédate...
Lo sabes, la fiesta termina
y todos se marchan mañana.
Nedda, Nedda, cuando te hayas ido...
¿qué será de mí, de mi vida?

NEDDA
¡Silvio!

SILVIO
Nedda, Nedda, respóndeme.
Si es cierto que no amas a Canio,
si odias la vida de cómico ambulante,
si tu amor inmenso
no es sólo locura pasajera,
¡vayámonos esta noche!
¡Huye, Nedda, conmigo!

jueves, 19 de mayo de 2016

Leoncavallo. Pagliacci. Non mi tentar!


NEDDA
Non mi tentar!
Vuoi tu perder la vita mia?
Taci, Silvio, non più. E delirio, e follia!
lo mi confido a te cui diedi il cor
non abusar di me, del mio febbrile amor!
Non mi tentar!
Pietà di me!
Non mi tentar!

SILVIO
Deh, vien!
Ah! Fuggi con me! Deh, vien!
No, più non m'ami!

TONIO
T'ho colta, sgualdrina!

NEDDA
Si; t'amo, t'amo!

SILVIO
E parti domattina?
NEDDA
¡No me tientes!
¿Quieres perder mi vida?
Calla, Silvio... ¡Es delirio, es locura!
Me confío a ti,
¡a ti, a quien he dado el corazón!
¡no abuses de mi, de mi febril amor!
¡No me tientes! ¡Ten piedad de mí!
¡No me tientes!

SILVIO
¡Venga, ven! ¡Ah!
¡Huye conmigo! ¡Vamos! ¡Ven!
¡No, ya no me amas!

TONIO
¡Te he cogido, putita!

NEDDA
Sí, te amo... ¡Te amo!

SILVIO
¿Y te vas mañana?

miércoles, 18 de mayo de 2016

Leoncavallo. Pagliacci. E allor perché, di', tu m'hai stregato


SILVIO
E allor perché, di', tu m'hai stregato
se vuoi lasciarmi senza pietà?
Quel bacio taro perché me l'hai dato
fra spasmi ardenti di voluttà?
Se tu scordasti l'ore fugaci
io non lo posso, e voglio ancor
que' spasmi ardenti, que' caldi baci
che tanta febbre m'han messo in cor!

NEDDA
Nulla scordai, sconvolta e turbata, m'ha
questo amor che nel guardo ti sfavilla.
Viver voglio a te avvinta, affascinata,
una vita d'amor, calma e tranquilla.
A te mi dono; su me solo impera
ed io ti prendo e m'abbandono intera.

NEDDA E SILVIO
Tutto scordiam!

NEDDA
Negli occhi mi guarda! mi guarda!
Baciami, baciami!
Tutto scordiamo!

SILVIO
Verrai?

NEDDA
Si, baciami

NEDDA, SILVIO
Si; ti guardo e ti bacio.
T'amo! T'amo!
SILVIO
¿Por qué, dime, me has hechizado
y quieres abandonarme, sin piedad?
Ese beso ¿por qué me lo diste entre
espasmos de ardiente voluptuosidad?
Si has olvidado las horas fugaces;
yo no puedo, y quiero volver a sentir
esos espasmos y esos cálidos besos
que tan hondo calaron en mi corazón.

NEDDA
Nada he olvidado, convulsa me tiene
ese amor que hay en tu mirada...
Vivir quiero junto a ti, una vida
de amor, pausada y tranquila.
A ti me entrego; sólo a ti.
¡y yo te tomo y me abandono entera!

NEDDA, SILVIO
¡Olvidemos todo!

NEDDA
¡Mírame a los ojos! ¡Mírame!
¡Bésame! ¡Bésame!
¡Olvidémonos de todo!

SILVIO
¿Vendrás?

NEDDA
Sí, ¡bésame!

NEDDA, SILVIO
Si. Te miro y te beso.
¡Te amo! ¡Te amo!

martes, 17 de mayo de 2016

Leoncavallo. Pagliacci. Cammina adagio e li sorprenderai


TONIO
Cammina adagio e li sorprenderai.

SILVIO
Ad alta notte laggiù mi terrò.
Cauta discendi e mi ritroverai.

NEDDA
A stanotte,
e per sempre tua sarò!

CANIO
Oh!

NEDDA
Fuggi!
Aiutalo, Signor!

CANIO
Vile! T'ascondi!

TONIO
Ah...! Ah...!

NEDDA
Bravo! Bravo, master Tonio...!

TONIO
Fo quello che posso!

NEDDA
E quello che pensavo!

TONIO
Ma di dar assai meglio non dispero.

NEDDA
Mi fai schifo e ribrezzo.

TONIO
Oh, non sai come lieto ne son!

CANIO
Derisione e scherno!
Nulla! Ei ben lo conosce quel sentier.
Fa lo stesso,
poiché del drudo il nome
or mi dirai.

NEDDA
Chi?

CANIO
Tu, pel Padre Eterno!
E se in questo momento qui scannata
non l'ho gli, é perché pria di lordarla
nel taro fetido sangue, o svergognata,
codesta lama io va' il suo nome.
Parla!

NEDDA
Vano é l'insulto.
E muto il labbro mio.

CANIO
Il nome, il nome,
non tardare, o donna!

NEDDA
Non lo dirò giammai

CANIO
Per la Madonna!

BEPPE
Padron! Che tate!
Per l'amor di Dio!
La gente esce di chiesa
e allo spettacolo qui muove.
Andiamo..., via, calmatevi!

CANIO
Lasciami, Beppe.
Il nome, il nome!

BEPPE
Tonio, vieni a tenerlo.
Andiamo, arriva il pubblico
Vi spiegherete. E voi di li tiratevi,
andatevi a vestir.
Sapete, Canio
é violento ma buono.

CANIO
Infamia! Infamia!

TONIO
Calmatevi, padrone.
E meglio fingere;
il ganzo tornerà.
Di me fidatevi; io la sorveglio.
Ora facciam la recita.
Chissà ch'egli non venga allo spettacolo
e si tradisca! Or via!
Bisogna fingere per riuscir.

BEPPE
Andiamo, via vestitevi padrone.
E tu, batti la cassa, Tonio.
TONIO
Camina despacio y los sorprenderás.

SILVIO
A medianoche, estaré allí.
Baja con cautela; allí me encontrarás.

NEDDA
¡Hasta esta noche!
¡Seré tuya por siempre!

CANIO
¡Oh!

NEDDA
¡Huye!
¡Ayúdalo, Señor!

CANIO
¡Vil! ¡Te escondes!

TONIO
¡Ja...! ¡Ja...! ¡Ja...!

NEDDA
¡Bravo! ¡Bravo, maestro Tonio!

TONIO
¡Hago todo lo que puedo!

NEDDA
¡Eso es lo que pensaba yo!

TONIO
Pero, de hacerlo mejor, no desespero.

NEDDA
¡Me das asco y repugnancia!...

TONIO
¡Oh! ¡No sabes cómo me alegro!

CANIO
¡Burla y escarnio!
¡Nada! Bien conoce él ese sendero.
¡Pero es lo mismo,
pues de ese canalla el nombre
me vas a decir ahora mismo!

NEDDA
¿Quién?

CANIO
¡Tú! ¡Por el Padre Eterno!
Y si ahora mismo, desvergonzada,
no te mato, es porque quiero,
antes de ensuciar este puñal
en tu fétida sangre, saber su nombre.
¡Habla!

NEDDA
¡Es inútil el insulto!
¡Mudos están mis labios!

CANIO
El nombre, el nombre...
¡Vamos, mujer!

NEDDA
¡No lo diré jamás!

CANIO
¡Por la Virgen!

BEPPE
¡Amo, Qué hace?
¡Por amor de Dios!
La gente sale de la iglesia
y viene hacia aquí, al espectáculo.
Vámonos..., vamos, ¡cálmese!

CANIO
Déjame, Beppe.
¡El nombre! ¡El nombre!

BEPPE
¡Tonio, ven a retenerlo!
¡Vamos, llega el público!
Y usted váyase a vestir,
¡Váyase de aquí!
Sepa que Canio
es violento pero bueno.

CANIO
¡Infamia! ¡Infamia!

TONIO
Cálmese, amo. Es mejor fingir;
el pájaro volverá.
¡Fíese de mi; yo la vigilo!
Ahora, hagamos la comedia.
Quién sabe si no vendrá, incluso,
al espectáculo y se delate.
Ahora, ¡vámonos!
Es necesario fingir para vencer.

BEPPE
Vamos, vístase amo.
Y tú, toca el tambor, Tonio.

lunes, 16 de mayo de 2016

Leoncavallo. Pagliacci. Recitar! Mentre preso del delirio


CANIO
Recitar!
Mentre preso del delirio non so più
quel che dice e quel che faccio!
Eppur... e d'uopo... sforzati!
Bah, se' tu forse un uom!
Tu se' Pagliaccio!
CANIO
¡Declamar! Mientras preso del delirio
no sé ya qué digo ni qué hago!
Y, sin embargo,... es necesario...
que te esfuerces!
¡Bah! ¿Eres o no un hombre?
¡Eres un Payaso!

domingo, 15 de mayo de 2016

Leoncavallo. Pagliacci. Vesti la giubba


CANIO
Vesti la giubba e la faccia infarina.
La gente paga e rider vuole qua,
e se Arlecchin t'invola Colombina,
ridi, Pagliaccio, e ognun applaudirà!
Tramuta in lazzi lo spasmo ed il pianto;
in una smorfia il singhiozzo e il dolore...
Ridi, Pagliaccio, sul taro amore infranto!
Ridi del duol
che t'avvelena il cor!
CANIO
Vistes la casaca y te enharinas la cara.
La gente paga y quiere reírse aquí
y, si Arlequín te levanta a Colombina,
¡ríe, Payaso, y todos aplaudirán!
Cambias en chanzas el dolor y llanto;
en burlas los sollozos...
¡Ríe, Payaso, de tu amor destrozado!
¡Ríe del dolor
que envenena tu corazón!

sábado, 14 de mayo de 2016

Leoncavallo. Pagliacci. Intermedio

Intermedio 

El intermedio sirve para prepararnos para la obra que la compañía de payasos va a llevar adelante. En esta Commedia dell'Arte Canio es Pagliaccio, Nedda es Colombina, Tonio es Tadeo y, por último, Beppe es Arlequín.

Leoncavallo. Pagliacci. Intermezzo


Intermezzo
Intermedio

viernes, 13 de mayo de 2016

Leoncavallo. Pagliacci. Acto Segundo

Acto II

El acto comienza con el coro de aldeanos que se van sentando para ver la obra. Entre ellos está Silvio, que recuerda a Nedda que la esperará al final de la obra. Nedda, vestida como Colombina, recoge el dinero. Ella susurra una advertencia a Silvio, y la multitud grita al empezar la obra.

El marido de Colombina, Pagliaccio, se ha ido hasta la mañana, y Taddeo está en el mercado. Esperando ansiosamente a su amante Arlequín, Colombina pasea en una salita mientras la voz de este implora por su amor, dándole una serenata desde abajo de su ventana. La llegada de Taddeo, bufón enamorado de Colombina, devuelve al primer acto respecto al encuentro de Tonio y Nedda. Taddeo confiesa su amor, pero ella se burla de él. Arlequín sube y alcanza la ventana de la habitación donde están Colombina y Taddeo, expulsando a este último ante las risas del público.

El pequeño dúo amoroso-jocoso culmina con las mismas palabras que Nedda dijo a Silvio, lo que acelera la furia en Canio. Arlequín y Colombina cenan, y él le entrega una poción para dormir que ella debería usar más tarde, al regresar su marido, para drogarlo y huir con su amante. Entra Tadeo, advirtiendo que Pagliaccio sospecha de su esposa y va a volver pronto. Mientras Arlequín se escapa por la ventana, Colombina le dice "¡Siempre seré tuya!".

Cuando Canio entra interpretando a Pagliaccio, oye a Nedda y exclama "¡En el nombre de Dios! ¡Aquellas mismas palabras!" Intenta continuar con la obra pero pierde el control y se sale de su papel. Muestra una actitud despiadada ante Nedda, exigiéndole que revele el nombre de su amante. Nedda trata mantenerse en su rol de Colombina y seguir con la obra, llamando a Canio por el nombre de su personaje, "Pagliaccio" para recordarle la presencia del público. Pero el intento es infructuoso puesto que Canio ya está lleno de ira. Él contesta con su arietta: "No! Pagliaccio non son!" ("¡No! ¡No soy Pagliaccio!") y afirma que si su cara es pálida, no se debe al maquillaje sino a la vergüenza que ella le ha traído. El público, impresionado por esta interpretación tan realista, lo vitorea. Nedda, intentando de nuevo continuar con la comedia, admite que ella ha sido visitada por el muy inocente Arlequín. Canio, furioso y olvidando la obra, exige saber el nombre de su amante. Nedda jura que ella nunca se lo dirá.

Silvio ha sido el único entre el público que entendió que la escena no era de ficción y empieza a preocuparse por Nedda quien, a pesar de confesar su romance, se niega a revelar el nombre de su amante y trata de huir al ser amenazada por Canio. Intenta abrirse paso hacia el escenario. Canio, cogiendo un cuchillo de la mesa, apuñala a Nedda. Al morir, ella grita: "¡Ayuda, Silvio!". Canio entonces apuñala también a Silvio y con un terrible e irónico "La commedia è finita" (La comedia se acabó) concluye la ópera mientras el telón baja ocultando los cuerpos inertes de los dos amantes. En su origen, Tonio tenía esta línea final, "La commedia è finita!" pero se ha dado tradicionalmente a Canio. El propio Leoncavallo aprobó esta sustitución.

Leoncavallo. Pagliacci. Ohe! Ohe! Presto!


ATTO SECONDO

LE DONNE
Ohe! Ohe! Presto! Presto, affrettiamoci.
Svelto, compare
che lo spettacolo
dee cominciare.
Cerchiam di metterci
ben sul davanti.

TONIO
Si da principio,
avanti, avanti!

GLI UOMINI
Veh, come corrono
le bricconcelle!
Accomodatevi, comare belle.
O Dio, che correre
per giunger tosto qua!

TONIO
Pigliate posto!

CORO
Cerchiamo posto!
Ben sul davanti!
Cerchiam di metterci
ben sul davanti,
che lo spettacolo
dee cominciare.

TONIO
Avanti!
Pigliate posto, su!

LE DONNE
Ma non pigiatevi,
pigliate posto!
Su, Beppe, aiutaci,
v'è posto accanto!

UNA PARTE DEL CORO
Suvvia, spicciatevi
incominciate! Perché tardate?
Siam tutti là.

BEPPE
Che furia, diavolo!
Prima pagate.
Nedda, incassate.

UN'ALTRA PARTE DEL CORO
Veh, si accapigliano!
Chiamano aiuto!
Ma via, sedetevi
senza gridar.

SILVIO
Nedda!

NEDDA
Sil cauto!
Non t'ha veduto.

SILVIO
Verrò ad attenderti;
non obliar!

CORO
Di qua! Di qua!
Incominciate!
Perché tardar?
Suvvia questa commedia!
Facciam rumore!
Diggià suonar ventitré ore!
Alo spettacolo ognun anela! Ah!
S'alza la tela!
Silenzio! Olà!
ACTO SEGUNDO

MUJERES
¡Ohé! ¡Ohé! ¡Deprisa! ¡Deprisa!
¡Apresurémonos!
Atento, compadre,
que el espectáculo
debe comenzar
Vamos a ponernos bien delante.

TONIO
Si, va a comenzar,
¡adelante! ¡adelante!

HOMBRES
¡Mira cómo corren
las briboncillas!
Acomódense, bellas comadres.
¡Oh, Dios, cómo corren
para coger un buen sitio!

TONIO
¡Cojan sitio!

CORO
¡Buscamos sitio!
¡Bien delante!
Queremos ponernos
bien delante,
que el espectáculo
debe comenzar.

TONIO
¡Adelante!
¡Cojan sitio, vamos!

MUJERES
Pero, ¡no os atropelléis!
¡coged sitio!
Vamos, Beppe, ¡ayúdanos,
hay un sitio aquí, al lado!

UNA PARTE DEL CORO
Vamos, vamos, daos prisa,
¡comenzad! ¿Por qué tardáis?
Ya estamos todos.

BEPPE
¡Qué furia, diablos!
Antes, pagad.
Nedda, recauda.

OTRA PARTE DEL CORO
¡Mira, riñen!
¡Piden ayuda!
Pero venga, siéntese,
sin gritar.

SILVIO
¡Nedda!

NEDDA
¡Sé cauto!
¡No te ha visto!

SILVIO
Vendré a esperarte;
¡no te olvides!

CORO
¡Aquí! ¡Aquí!
¡Comenzad!
¡Por qué tardáis?
¡Vamos ya con la comedia!
¡Hagamos ruido!
¡Ya han dado las once!
¡Todos quieren el espectáculo! ¡Ah!
¡Se levanta el telón!
¡Silencio! ¡Ya!

jueves, 12 de mayo de 2016

Leoncavallo. Pagliacci. Pagliaccio, mio marito


La Comedia

NEDDA (Colombina)
BEPPE (Arlecchino)
CANIO (Pagliaccio)
TONIO (Taddeo).

NEDDA (Colombina)
Pagliaccio, mio marito,
a tarda notte sol ritornerà.
E quello scimunito di Taddeo,
perché mai non é ancor quà?
La Comedia

NEDDA: Colombina
BEPPE: Arlequín
CANIO: Payaso
TONIO: Tadeo

NEDDA (Colombina)
Payaso, mi marido, no volverá
hasta bien entrada la noche.
Y el tonto de Tadeo...
¿por qué no está ya aquí?

miércoles, 11 de mayo de 2016

Leoncavallo. Pagliacci. Oh! Colombina, il tenero


LA VOCE Dl BEPPE (Arlecchino)
Oh! Colombina, il tenero
fido Arlecchin è a te vicin!
Di te chiamando e sospirando,
aspetta il poverin!
La tua faccetta mostrami,
ch'io vo' baciar senza tardar,
la tua boccuccia.
Amor, mi cruccia e mi sta a tormentar!
Ah, Colombina!
schiudimi il finestrin,
che a te vicin di te chiamando
e sospirando e il povero Arlecchin!
A te vicin è Arlecchin!
VOZ DE BEPPE (Arlequín)
¡Oh! Colombina,
el tierno y fiel Arlequín está aquí...
¡Llamándote y suspirando,
espera el pobrecito!
Tu carita muéstrame,
que quiero besar sin tardar,
tu boquita.
Amor, ¡me crucifica y me atormenta!
¡Ah, Colombina!
¡Ábreme el ventanuco, que,
junto a ti llamándote y suspirando
está el pobre Arlequín!
¡Junto a ti está Arlequín!

martes, 10 de mayo de 2016

Leoncavallo. Pagliacci. Di fare il segno convenuto appressa


NEDDA (Colombina)
Di fare il segno convenuto appressa
l'istante ed Arlecchino aspetta!

TONIO (Taddeo)
E dessa! Dei, come e bella!
Se alla sua rubella
io disvelassi
l'amor mio che commuove sino i sassi!
Lungi e lo sposo,
perchè non oso?
Soli noi siamo
e senza alcun sospetto!
Orsù! Proviamo!

NEDDA (Colombina)
Sei tu, bestia?

TONIO (Taddeo)
Quell'io son, si!

NEDDA (Colombina)
E Pagliaccio e partito?

TONIO (Taddeo)
Egli partì!

NEDDA (Colombina)
Che bi cosi impalato?
Il pollo hai tu comprato?

TONIO (Taddeo)
Ecco, Vergin divina!
Ed anzi eccoci entrambi ai piedi tuoi
poiché l'ora e suonata,
o Colombina
di svelarti il mi cor.
Di', udirmi vuoi?
Dal di...

NEDDA (Colombina)
Quanto spendesti dal trattore?

TONIO (Taddeo)
Uno e cinquanta.
Da quel di il mio core...

NEDDA (Colombina)
Non seccarmi, Taddeo!

TONIO (Taddeo)
So che sei pura
e casta al par di neve!
E ben che dura ti mostri
ad obbliarti non riesco!

BEPPE (Arlecchino)
Va a pigliar il fresco

TONIO (Taddeo)
Numi! S'aman!
M'arrendo ai detti tuoi.
Vi benedico! La, veglio su voi!
NEDDA (Colombina)
¡De hacer la señal convenida
se acerca la hora y Arlequín espera!

TONIO (Tadeo)
¡Es ella! ¡Ah, qué bella es!
!Si a esa fierecilla
le desvelase yo mi amor
que conmueve hasta a las piedras!
Lejos está el esposo...
¿por qué no me atrevo?
¡Solos estamos,
y sin sospecha alguna!
¡Ánimo, probemos!

NEDDA (Colombina)
¿Eres tú, animal?

TONIO (Tadeo)
Ése soy yo, ¡si!

NEDDA (Colombina)
Y, Payaso, ¿se ha ido?

TONIO (Tadeo)
¡Se ha ido!

NEDDA (Colombina)
¿Qué haces así, atontado?
¿Has comprado el pollo?

TONIO (Tadeo)
¡Aquí está, virgen divina!
Y, además, aquí estamos los dos,
míranos ¡a tus pies!
Ha llegado la hora, ¡oh, Colombina!,
de abrirte mi corazón.
¿Quieres oírme?
Desde el día...

NEDDA (Colombina)
¿Cuánto has gastado en el tendero?

TONIO (Tadeo)
Uno y cincuenta.
Desde aquel día, mi corazón...

NEDDA (Colombina)
¡No me fastidies, Tadeo!

TONIO (Tadeo)
¡Sé que eres pura
y casta, como la nieve!
Y, aunque te muestras dura,
¡no puedo olvidarte!

BEPPE (Arlequín)
¡Vete a tomar el fresco!

TONIO (Tadeo)
¡Dioses! ¡Se aman!
Me rindo a tus órdenes.
¡Os bendigo! ¡Velo por vosotros!

lunes, 9 de mayo de 2016

Leoncavallo. Pagliacci. Arlecchin!... Colombina!


NEDDA (Colombina)
Arlecchin!

BEPPE (Arlecchino)
Colombina!
Alfin s'arrenda
ai nostri prieghi amor!

NEDDA (Colombina)
Facciam merenda.
Guarda, amor mio, che splendida
cenetta preparai!

BEPPE (Arlecchino)
Guarda, amor mio, che nettare
divino t'apportai!

INSIEME
L'amor ama gli effluvi
del vin, della cucina!

BEPPE (Arlecchino)
Mia ghiotta Colombina!

NEDDA (Colombina)
Amabile beone!

BEPPE (Arlecchino)
Prendi questo narcotico,
dallo a Pagliaccio
pria che s'addormenti,
e poi, fuggiam insiem.

NEDDA (Colombina)
Si, porgi.

TONIO (Taddeo)
Attenti!
Pagliaccio é là tutto stravolto,
ed armi cerca! Ei sa tutto.
Io corro a barricarmi!

NEDDA (Colombina)
Via!

BEPPE (Arlecchino)
Versa il filtro ne la tazza sua.

NEDDA (Colombina)
A stanotte,
e per sempre, io sarò tua!

CANIO (Pagliaccio)
Nome di Dio!
Quelle stesse parole!
Coraggio!
NEDDA (Colombina)
¡Arlequín!

BEPPE (Arlequín)
¡Colombina!
¡Al fin amor se rinde
a nuestros ruegos!

NEDDA (Colombina)
Merendemos.
¡Mira, amor mío, qué espléndida
cenita he preparado!

BEPPE (Arlequín)
¡Mira, amor mío,
qué néctar divino te he traído!

AMBOS
¡El amor ama los efluvios
del vino y la cocina!

BEPPE (Arlequín)
¡Mi glotona Colombina!

NEDDA (Colombina)
¡Amable borrachín!

BEPPE (Arlequín)
Coge este narcótico,
dáselo a Payaso
antes de que se duerma,
y, después, nos fugamos juntos.

NEDDA (Colombina)
Si, dame.

TONIO (Tadeo)
¡Cuidado!
¡Payaso está ahí, muy trastornado...
¡Armas busca! Lo sabe todo.
¡Yo corro a protegerme!

NEDDA (Colombina)
¡Vete!

BEPPE (Arlequín)
¡Vierte el filtro en su copa!

NEDDA (Colombina)
¡Hasta esta noche y,
por siempre seré tuya!

CANIO (Payaso)
¡En el nombre de Dios!
¡Son las mismas palabras!
¡Valor!

domingo, 8 de mayo de 2016

Leoncavallo. Pagliacci. Un uomo era con te


CANIO (Pagliaccio)
Un uomo era con te.

NEDDA (Colombina)
Che folle!
Sei briaco?

CANIO (Pagliaccio)
Briaco, sì, da un'ora!

NEDDA (Colombina)
Tornasti presto.

CANIO (Pagliaccio)
Ma in tempo!
T'accora, dolce sposina?
Ah, sola io ti credea
e due posti son là.

NEDDA (Colombina)
Con me sedea Taddeo,
che là si chiuse per paura.
Orsù, parla!

TONIO (Taddeo)
Credetela. Essa é pura!
E abborre dal mentir
quel labbro pio!

CANIO (Pagliaccio)
Per la morte!
Smettiamo!
Ho dritto anch'io
d'agir come
ogni altr'uomo.
Il nome suo!

NEDDA
Di chi!

CANIO
Vo' il nome dell'amante tuo,
del drudo infame
a cui ti desti in braccio,
o turpe donna!

NEDDA
Pagliaccio! Pagliaccio!
CANIO (Payaso)
¡Había un hombre contigo!

NEDDA (Colombina)
¡Qué locura!
¿Estás borracho?

CANIO (Payaso)
¡Borracho! Si, ¡desde hace una hora!

NEDDA (Colombina)
Has vuelto pronto.

CANIO (Payaso)
Pero, ¡a tiempo!
¿Te confunde, mi dulce esposa?
¡Ah, te creía sola
y ahí hay dos cubiertos!

NEDDA (Colombina)
Conmigo estaba Tadeo,
que ahí se ha encerrado, por miedo
¡Vamos! ¡Habla!

TONIO (Tadeo)
Creedla. ¡Ella es pura!
¡Y sus labios píos
aborrecen la mentira!

CANIO (Payaso)
¡Por la muerte!
¡Terminemos la comedia!
Tengo derecho, yo también,
a comportarme como
cualquier otro hombre.
¡Su nombre!

NEDDA
¿De quién?

CANIO
Quiero el nombre de tu amante,
del canalla infame
en cuyos brazos te arrojaste,
¡oh, sucia mujer!

NEDDA
¡Payaso! ¡Payaso!

sábado, 7 de mayo de 2016

Leoncavallo. Pagliacci. No, Pagliaccio non son


CANIO
No, Pagliaccio non son!
Se il viso é pallido
é di vergogna e smania di vendetta!
L'uom riprende i suoi dritti, e il cor
che sanguina vuoi sangue a lavar l'onta.
O maledetta!
No, Pagliaccio non son!
Son quel che stolido ti raccolse
orfanella in su la via,
quasi morta di fame,
e un nome offriati!
Ed un amor ch'era febbre e follia!

DONNE
Comare, mi h piangere!
Par vera questa scena!

UOMINI
Zitte, laggiù!
Che diamine!

SILVIO
Io mi ritengo appena!

CANIO
Sperai, tanto il delirio
accecato m'aveva,
se non amor, pietà, mercé!
Ed ogni sacrifizio
al cor, lieto, imponeva,
e fidente credeva
più che in Dio stesso, in te!
Ma il vizio alberga sol
ne l'alma tua negletta;
tu, viscere non hai...
Sol legge é il senso a te;
Va, non meriti il mio duol
o meretrice abbietta!
Vo' nello sprezzo mio,
schiacciarti sotto i piè!

LA FOLLA
Bravo!

NEDDA
Ebben, se mi giudichi
di te indegna,
mi scaccia in questo istante.

CANIO
Ah, ah!
Di meglio chiedere non dei
che correr tosto al caro amante.
Sei furba!
No, per Dio, tu resterai,
e il nome del taro ganzo mi dirai.
CANIO
¡No, yo no soy Payaso!
¡Si el rostro es pálido
es por vergüenza y furor de venganza!
El hombre reclama sus derechos
y el corazón que sangra,
quiere sangre para lavar la injuria.
¡Oh, maldita! ¡No! ¡No soy Payaso!
¡Soy el imbécil que te recogió,
huérfana, de la calle,
casi muerta de hambre,
y te ofreció necia, un nombre!
¡Y, un amor, que era fiebre y locura!

MUJERES
Comadres, ¡me hace llorar!
¡Parece tan real esta escena!

HOMBRES
¡Callaos, las de ahí abajo!
¡Qué diablos!

SILVIO
¡Apenas me contengo!

CANIO
Esperaba, en mi ciego delirio,
si no amor,
¡al menos, piedad, agradecimiento!
¡Y los sacrificio a mi corazón,
contento imponía, y, lleno de fe,
creía más que en el mismo Dios,
en ti!
Pero sólo el vicio alberga
en tu alma negligente;
tú, tú no tienes entrañas...;
tu única ley son los sentidos.
Vete, no te mereces mi dolor,
¡meretriz abyecta!
¡Quiero, con todo mi desprecio,
aplastarte bajo mi pie!

LA GENTE
¡Bravo!

NEDDA
Pues, bien,
si me juzgas, indigna de ti,
échame ahora mismo.

CANIO
¡Ah! ¡Ah!
Nada mejor que salir corriendo
a los brazos del amante...
¡Eres lista!
¡No, por Dios que te quedarás aquí,
y me dirás el nombre de ese pájaro!

viernes, 6 de mayo de 2016

Leoncavallo. Pagliacci. Suvvia, cosi terribile


NEDDA
Suvvia, cosi terribile
da verità non ti credeo
Qui, nulla v'ha di tragico.
Vieni a dirgli, o Taddeo,
che l'uom seduto or dianzi a me vicino
era il pauroso ed innocuo Arlecchino!

CANIO
Ah! Tu mi sfidi!
E ancor non l'hai capita
ch'io non ti cedo? Il nome,
o la tua vita!

NEDDA
No, per mia madre!
Indegna esser poss'io,
quello che vuoi,
ma vil non son, per Dio!
Di quel taro sdegno
é l'amor mio più forte.
Non parlerò. No, a costo della morte!

CANIO
Il nome! Il nome!

NEDDA
No!

SILVIO
Santo diavolo!
Fa davvero...

CANIO
Di morte negli spasmi
lo dirai!

LA FOLLA
Ferma!

CANIO
A te!

NEDDA
Soccorso... Silvio!

SILVIO
Nedda!

CANIO
Ah! Sei tu! Ben venga!

LA FOLLA
Gesummaria!

CANIO
La commedia è finita!

FINE DELL'OPERA
NEDDA
Vamos, ¡tan terrible,
de verdad, no te creía!
Aquí, no hay nada de trágico.
Ven a decírselo, ¡oh, Tadeo!
que el hombre sentado frente a mí
era el miedoso e inocuo Arlequín!

CANIO
¡Ah! ¡Me estas desafiando!
¿Aún no te has enterado de
que no voy a ceder?
¡El nombre o tu vida!

NEDDA
¡No, por mi madre!
Indigna seré yo,
todo lo que tú quieras,
pero, no soy vil, ¡por Dios!
Más fuerte que tu desdén es mi amor:
No hablaré.
¡No, aún a riesgo de muerte!

CANIO
¡El nombre! ¡El nombre!

NEDDA
¡No!

SILVIO
¡Diablos!
Lo hace en serio...

CANIO
¡Entre espasmos de muerte
me lo dirás!

LA GENTE
¡Detente!

CANIO
¡Toma!

NEDDA
¡Socorro...! ¡Silvio!

SILVIO
¡Nedda!

CANIO
¡Ah! ¡Eres tú! ¡Bienvenido!

LA GENTE
¡Jesús, María y José!

CANIO
¡La comedia ha terminado!

FIN DE LA OPERA

jueves, 5 de mayo de 2016

Verdi. Aida. Acto Primero

Acto I

Escena 1: Un salón en el palacio del Rey; a través de la puerta trasera se ven las pirámides y los templos de Menfis

Ramfis, el sumo sacerdote de Egipto, le dice a Radamés, el joven guerrero, que la guerra con los etíopes parece inevitable, y Radamés expresa su esperanza de ser elegido como comandante egipcio. (Ramfis, Radamés: Si, corre voce I'Etiope ardisca / "Sí, se rumorea que Etiopía se atreve de nuevo a desafiar nuestro poder").

Radamés sueña tanto con obtener la victoria en el campo de batalla como de Aida, la esclava etíope a la que ama en secreto. Canta «"Celeste Aida")». Se trata de una página en cuyo recitativo «se quel guerrier io fossi» oímos al militar que espera ser designado caudillo de su pueblo en la guerra contra los etíopes. Luego se expresa el enamorado: la gloria que anhela le servirá para coronar a Aida y subirla a «un trono junto al sol». Aida, que está también en secreto enamorada de Radamés, es la hija capturada del rey etíope Amonasro, pero sus captores egipcios no son conscientes de su verdadera identidad. Su padre ha invadido Egipto para liberarla de la esclavitud.

Amneris, la hija del rey egipcio entra en el salón. Ella también ama a Radamés, pero teme que su corazón pertenezca a alguien más (Radamés, Amneris: Quale insolita gioia nel tuo sguardo / "En tu mirada veo una alegría insólita").

Entonces aparece Aida y, cuando Radamés la ve, Amneris se da cuenta de que él parece perturbado. Ella sospecha que Aida puede ser su rival, pero es capaz de esconder sus celos y se acerca a ella (Amneris, Aida, Radames: Vieni, o diletta, appressati / "Ven, querida mía, acércate").

El Rey entra, junto con el Sumo Sacerdote, Ramfis, y toda la corte del palacio. Un mensajero anuncia que los etíopes, liderados por el rey Amonasro, marchan hacia Tebas. El Rey declara la guerra y proclama a Radamés para ser el hombre elegido por la diosa Isis como líder del ejército (El Rey, Mensajero, Radamés, Aida, Amneris, coro: Alta cagion v'aduna / "Oh el destino se cierne sobre Egipto"). Al recibir el mandato del Rey, Radamés se encamina al templo de Ptah para tomar las armas sagradas (El Rey, Radamés, Aida, Amneris, coro: Su! del Nilo al sacro lido / "¡Arriba! Del sagrado río Nilo, guardad las orillas").

Este cuatro finaliza con Aida sola en el salón, cantando Ritorna vincitor / "Regresa vencedor", en la que se siente dividida entre su amor como hija, la lealtad a su país y el amor por Radamés, haciendo suyas las palabras con que los egipcios saludan a Radamés, recién nombrado general del ejército, deseándole la victoria. Ella también quiere el éxito de su amado y supone, al tiempo, la derrota de su padre Amonasro, rey de los etíopes. Amor y deber patrio luchan en el corazón generoso de la angustiada joven, que al final de la página ruega compasión a los dioses («Numi, pietà»).

Escena 2: Dentro del Templo de Ptah

En el templo de Ptah, en Menfis, los sacerdotes invocan la ayuda de los dioses a través de solemnes ceremonias y danzas (Suma Sacerdotisa, coro, Radamés: Possente Ftha...Tu che dal nulla / "Oh, todopoderoso Ptah."), a lo que sigue el nombramiento de Radamés como jefe del ejército. (Suma Sacerdotisa, coro, Radamés: Immenso Ftha .. Mortal, diletto ai Numi / "Oh todopoderoso, ¡cuida y protege!"). Todos los que están presentes en el templo rezan por la victoria de Egipto y la protección de sus guerreros (Nume, custode e vindice/ "Escúchanos, oh deidad guardiana").

Verdi. Aida. Preludio


Preludio
Preludio

miércoles, 4 de mayo de 2016

Verdi. Aida. Sì: corre voce


ATTO I

Scena 1

RAMFIS
Sì: corre voce che l'Etiope
ardisca Sfidarci ancora,
e del Nilo la valle e Tebe
minacciar.
Fra breve un messo
recherà il ver.

RADAMÈS
La sacra Iside consultasti?

RAMFIS
Ella ha nomato dell'egizie falangi
Il condottier supremo.

RADAMÈS
Oh lui felice!

RAMFIS
Giovane e prode è desso.
Ora, del nume reco
i decreti al re.
ACTO I

Escena 1

RAMFIS
Sí: corre la voz de que los etíopes
se arriesgan a desafiarnos de
nuevo y amenazar
el valle del Nilo y Tebas.
Dentro de poco un mensajero
nos dirá la verdad.

RADAMÉS
¿Has consultado a la sagrada Isis?

RAMFIS
Es ella quien ha nombrado al jefe
supremo de las falanges egipcias.

RADAMÉS
¡Oh, que afortunado!

RAMFIS
Es joven y valeroso.
Voy a llevar al rey ahora
los decretos de la diosa.

martes, 3 de mayo de 2016

Verdi. Aida. Se quel guerrier


RADAMÈS
Se quel guerrier io fossi!
Se il mio sogno si avverasse!
Un esercito di prodi
da me guidato, e la vittoria,
e il plauso di Menfi tutta!
E a te, mia dolce Aida,
tornar di lauri cinto,
dirti: per te ho pugnato,
per te ho vinto!
Celeste Aida, forma divina,
mistico serto di luce e fior,
del mio pensiero tu sei regina,
tu di mia vita sei lo splendor.
Il tuo bel cielo
vorrei ridarti,
le dolci brezze del patrio suol,
un regal serto
sul crin posarti,
ergerti un trono
vicino al sol, ah!, ecc.
RADAMÉS
¡Si fuera yo ese guerrero!
¡Si mi sueño se cumpliera!
¡Un ejército de valientes,
guiados por mí, y la victoria,
y el aplauso de toda Menfis!
Y a ti, mi dulce Aida,
regresar ceñido de laureles,
y decirte: ¡he luchado por ti,
por ti he vencido!
Celeste Aida forma divina,
mística corona de luz y flor,
de mi pensamiento eres la reina,
de mi vida eres esplendor.
Tu hermoso cielo
quisiera devolverte,
las suaves brisas del suelo patrio,
poner sobre tu cabeza
una corona real,
erigirte un trono
cercano al sol, ¡ah!, etc.

lunes, 2 de mayo de 2016

Verdi. Aida. Quale insolita gioia


AMNERIS
Quale insolita gioia
nel tuo sguardo!
Di quale nobil fierezza
ti balena il volto!
Degna d'invidia, oh! quanto
saria la donna
il cui bramato aspetto
tanta luce di gaudio in te destasse!

RADAMÈS
D'un sogno avventuroso
si beava il mio cuore.
Oggi, la diva profferse
il nome del guerrier
che al campo le schiere egizie
condurrà.
Ah!s'io fossi a tal onor
prescelto!

AMNERIS
Nè un altro sogno mai
più gentil, più soave,
al core ti parlò?
Non hai tu in Menfi
desideri, speranze?

RADAMÈS
Io?
Quale inchiesta!
Forse
l'arcano amore
scoprì che m'arde in core.

AMNERIS
O! guai se un altro amore
ardesse a lui nel core!

RADAMÈS
Della sua schiava il nome
mi lesse nel pensier!

AMNERIS
Guai se il mio sguardo penetra
questo fatal mister, ecc.

RADAMÈS
Forse mi lesse nel pensier!
Dessa!

AMNERIS
Ei si turba.
Ah! quale sguardo rivolse a lei!
Aida!
A me rivale forse saria costei?
Vieni, o diletta, appressati;
schiava non sei nè ancella
qui dove in dolce fascino
io ti chiamai sorella.
Piangi? Delle tue lacrime
svela il segreto a me.

AIDA
Ohimè! Di guerra fremere
l'atroce grido io sento.
Per l'infelice patria,
per me, per voi pavento.

AMNERIS
Favelli il ver?
Né s'agita più grave cura in te?
Trema, o rea schiava!

RADAMÈS
Nel volto a lei balena
lo sdegno ed il sospetto.

AMNERIS
Ah, trema, rea schiave, trema,
ch'io nel tuo cor discenda!

RADAMÈS
Guai se l'arcano affetto
a noi leggesse
in core!

AMNERIS
Trema che il ver m'apprenda
quel pianto e quel rossor!
Rea schiava, trema,
ch'io nel tuo cor discenda...

RADAMÈS
Guai se leggesse
in cor!;
nel volto a lei balena
lo sdegno ed il sospetto, ecc.

AIDA
Ah no! sulla mia patria
non geme il cor soltanto;
quello ch'io verso è pianto
di sventurato amor! ecc.
AMNERIS
¡Qué insólita alegría
en tu mirada!
¡Con qué noble altivez
resplandece tu rostro!
¡Cuán digna de envidia
sería la mujer
cuyo deseado semblante
formase en ti una luz tan gozosa!

RADAMÉS
En un sueño afortunado
mi corazón se complacía.
Hoy la diosa ha pronunciado
el nombre del guerrero
que conducirá las tropas egipcias
a la batalla.
¡Ah!¡si yo fuese el elegido
para tal honor!

AMNERIS
¿Ningún otro sueño,
más gentil, más suave,
le habló nunca a tu corazón?
¿No tienes en Menfis
deseos, esperanzas?

RADAMÉS
¿Yo?
¡Qué pregunta!
Quizás ha descubierto
el amor secreto
que arde en mi corazón.

AMNERIS
¡Ay si otro amor
ardiera en su corazón!

RADAMÉS
¡Quizá el nombre de su esclava
ha leído en mi pensamiento!

AMNERIS
¡Ay si mi mirada penetra
en este misterio fatal!, etc.

RADAMÉS
¡Quizá leyó en mi pensamiento!
¡Ella!

AMNERIS
Se turba
!Ah, qué mirada le ha dirigido!
¡Aida!
¿Quizás sea ella mi rival?
Ven, querida, acércate;
no eres esclava ni sirvienta,
aquí, donde, con dulce agrado,
te he llamado hermana.
¿Lloras? Revélame el secreto
de tus lágrimas.

AIDA
¡Ay! Oigo rugir
el atroz grito de guerra,
temo por mi infeliz patria,
por mí, por vos.

AMNERIS
¿Dices la verdad?
¿No te atormenta algo más grave?
¡Ah, tiemblas, esclava culpable!

RADAMÉS
En su rostro brillan
el enojo y la sospecha.

AMNERIS
¡Ah, tiembla, esclava culpable
tiembla si penetro en tu corazón!

RADAMÉS
¡Ay de nosotros si leyera en
nuestros corazones
nuestro amor secreto!

AMNERIS
¡Tiembla si adivino la razón
de ese llanto y ese rubor!
¡Tiembla, esclava culpable,
tiembla si penetro en tu corazón...

RADAMÉS
¡Ay si leyera
n nuestros corazones!;
en su rostro brillan
el enojo y la sospecha, etc.

AIDA
¡Ah!, no sólo por mi patria
llora mi corazón;
¡las lágrimas que derramo
son por un amor desdichado! etc.

domingo, 1 de mayo de 2016

Verdi. Aida. Alta cagion v'aduna


IL RE
Alta cagion v'aduna,
o fidi Egizi,
al vostro Re d'intorno.
Dai confina d'Etiopia
un messaggero dinanzi giungea.
Gravi novelle ei reca.
Vi piaccia udirlo.
Il messagger s'avanzi!

MESSAGGERO
Il sacro suolo dell'Egitto
è invaso
dai barbari Etiopi;
i nostri campi
fur devastati,
arse le messi;
e baldi
della facil vittoria,
i predatori già marciano
su Tebe!

RADAMÈS, IL RE,
SACERDOTI, RAMFIS,
MINISTRI, CAPITANI
Ed osan tanto!

MESSAGGERO
Un guerriero indomabile, feroce,
li conduce: Amonasro.

RADAMÈS, IL RE,
SACERDOTI, RAMFIS,
MINISTRI, CAPITANI
Il Re!

AIDA
Mio padre!

MESSAGGERO
Già Tebe è in armi
e dalle cento porte
sul barbaro invasore
proromperà,
guerra recando e morte.

IL RE
Sì:
guerra e morte il nostro grido sia!

RAMFIS, SACERDOTI,
MINISTRI, CAPITANI
Guerra! guerra! guerra!
Tremenda, inesorata!

IL RE
Iside venerata
di nostre schiere invitte
già designava
il condottier supremo: Radamès!

AIDA, AMNERIS,
MINISTRI, CAPITANI
Radamès!

RADAMÈS
Ah!
Sien grazie ai numi!
Son paghi i voti miei!

AMNERIS
Ei duce! Ei duce!

AIDA
Io tremo! Io tremo!

MINISTRI, CAPITANI
Radamès!
Radamès!

IL RE
Or, di Vulcano al tempio
muovi, o guerrier.
Le sacre armi ti cingi
e alla vittoria vola.
Su! del Nilo al sacro lido
accorrete, egizi eroi,
da ogni cor
prorompa il grido:
guerra e morte, morte allo stranier!

RADAMÈS
Gloria ai numi!
Ognun rammenti
ch'essi reggono
gli eventi,
che in poter dei numi solo
stan le sorti del guerrier.

MINISTRI, CAPITANI
Su!
del Nilo al sacro lido
sian barriera i nostri petti;
non echeggi che un sol grido:
guerra, guerra e morte allo stranier!

RAMFIS
Ognun rammenti, ecc.

IL RE
Su! su!
Del Nilo al sacro lido...

AIDA
Per chi piango?
Per chi prego?
Qual poter m'avvince a lui!
Deggio amarlo ed è costui
un nemico, uno stranier!

RADAMÈS
Sacro fremito di gloria
tutta l'anima m'investe.
Su! corriamo alla vittoria!
Guerra e morte allo stranier!

AMNERIS
Di mia man ricevi, o duce,
il vessillo glorioso;
ti sia guida, ti sia luce
della gloria sul sentier.

IL RE, MINISTRI,
CAPITANI
Su!
del Nilo al sacro lido...

RAMFIS, SACERDOTI
Gloria ai Numi! ecc.

AMNERIS
Ti sia guida, ecc.

AIDA
Per chi piango? ecc.

RADAMÉS, MESSAGGERO
Su, corriamo alla vittoria.

TUTTI
Guerra! guerra! guerra!

AIDA
Deggio amarlo, e veggo in lui
un nemico, uno stranier! ecc.

TUTTI
Guerra, guerra! Sterminio!
Sterminio all'invasor! ecc.

AMNERIS
Ritorna vincitor!

TUTTI
Ritorna vincitor!
REY
Un importante asunto os reúne,
oh fieles egipcios,
en torno a vuestro rey.
Un mensajero acaba de llegar
de la frontera de Etiopía;
trae graves noticias.
Os ruego que le escuchéis.
¡Que avance el mensajero!

MENSAJERO
¡El sagrado suelo egipcio
ha sido invadido
por los bárbaros etíopes;
nuestros campos
han sido devastados,
incendiadas las mieses;
y envalentonados
por la fácil victoria,
los saqueadores ya avanzan
contra Tebas!

RADAMÉS, REY,
RAMFIS, SACERDOTES,
MINISTROS, CAPITANES
¡Tanto osan!

MENSAJERO
¡Un guerrero indomable, feroz,
los capitanea: Amonasro!

RADAMÉS, REY,
RAMFIS, SACERDOTES,
MINISTROS, CAPITANES
¡El rey!

AIDA
¡Mi padre!

MENSAJERO
Ya Tebas ha tomado las armas
y por sus cien puertas
se volcará sobre
el bárbaro invasor,
guerreando y dándole muerte.

REY
¡Sí!,
¡guerra y muerte sea nuestro grito!

RAMFIS, SACERDOTES,
MINISTROS, CAPITANES
¡Guerra, guerra, guerra!
¡Tremenda, inexorable!

REY
La adorada Isis
ya ha designado
al jefe supremo de nuestras
tropas invencibles: ¡Radamés!

AIDA, AMNERIS,
MINISTROS, CAPITANES
¡Radamés!

RADAMÉS
¡Ah!
¡Sean dadas gracias a los dioses!
¡Mis ruegos han sido atendidos!

AMNERIS
¡Él jefe, él jefe!

AIDA
¡Tiemblo, tiemblo!

MINISTROS, CAPITANES
!Radamés,
Radamés!

REY
Dirígete, ¡oh, guerrero!,
al templo de Vulcano.
Cíñete las armas sagradas
y vuela hacia la victoria.
¡Vamos! Corred hasta las sagradas
orillas del Nilo, héroes egipcios;
que de todos los corazones
prorrumpa el grito:
¡guerra y muerte al extranjero!

RADAMÉS
¡Gloria a los dioses!
Que todos recuerden
que son ellos quienes deciden
los eventos,
que el destino del guerrero
sólo está en manos de los dioses.

MINISTROS, CAPITANES
¡Vamos!
En las sagradas orillas del Nilo
nuestros pechos formen barrera;
que resuene un único grito:
¡guerra y muerte al extranjero!

RAMFIS
Que todos recuerden. etc.

REY
¡Vamos, vamos!
En las sagradas orillas del Nilo...

AIDA
¿Por quién llorar?
¿Por quién rezo?
¡Qué poder me une a él!
¡Debo amarlo aunque sea
un enemigo, un extranjero!

RADAMÉS
Un sagrado estremecimiento
de gloria invade toda mi alma.
¡Vamos! ¡Corramos a la victoria!
¡Guerra y muerte al extranjero!

AMNERIS
De mi mano recibe, ¡oh jefe!,
el glorioso estandarte;
para que te guíe e ilumine
por el sendero de la gloria.

REY, MINISTROS,
CAPITANES
¡Vamos!
En las sagradas orillas del Nilo...

RAMFIS, SACERDOTES
¡Gloria a los dioses! etc.

AMNERIS
Para que te guíe, etc.

AIDA
¿Por quién llorar? etc.

RADAMÉS, MENSAJERO
¡Vamos! ¡Corramos a la victoria!

TODOS
¡Guerra, guerra, guerra!

AIDA
¡Debo amarle, y veo en él
un enemigo, un extranjero!, etc.

TODOS
¡Guerra, guerra! ¡Exterminio!
¡Exterminio al invasor!, etc.

AMNERIS
¡Vuelve vencedor!

TODOS
¡Vuelve vencedor!